PUERTAS DE PASO

La gran variedad y posibilidades de personalización de nuestras puertas de paso, o de interior, se han convertido en una de nuestras señas de identidad. Fabricamos todo tipo de estilos, desde puertas de aspecto clásico hasta puertas de estilo moderno, pasando por el rústico y mucho más.

Consulta a uno de nuestros asesores para conocer todas las posibilidades.

CONTACTE AQUÍ

PUERTAS ÚNICAS COMO TÚ

Las puertas de paso son mucho más que un elemento útil de la casa, son tan importantes para el diseño de una vivienda como pueda serlo la pintura de las paredes.

Existen diferentes sistemas para puertas de interior pero los dos más utilizados son las puertas abatibles y las puertas correderas. Las abatibles son las más utilizadas y tienen la ventaja de que necesitan menos instalación pero la desventaja de que necesitan de un ángulo de apertura en el que no puede haber obstáculos. Las correderas se deslizan hacia un lateral para abrirse y pueden quedar a la vista u ocultas en un doble tabique. La principal ventaja de esta últimas es que no genera espacios muertos en la habitación donde se instalan.

puerta blanca

ACABADO PERSONALIZADO

Todas nuestras puertas de paso se fabrican en múltiples acabados para adaptarlas al estilo del proyecto y al gusto del cliente.

puerta doble pasillo

Sea cual sea su material de fabricación, cada puerta puede rematarse de diversas maneras en el apartado estético.

Las puertas de paso pueden ir cubiertas de chapa de madera natural sin barnizar o estar pintadas, lacadas o barnizadas para conseguir el acabado que combine perfectamente con el estilo de la vivienda en función de su decoración.

Además, nuestras fresadoras robotizadas pueden añadirle detalles únicos y personales, cualquier tipo de diseño XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

El lacado es el método más utilizado, pero también existen nuevos acabados modernos como el finish foil, una lámina de papel que imita cualquier tipo de pintura o material y que se coloca en la superficie de la puerta para ser después tu puerta.